Noticias

Volver

Gustavo Fontán habla sobre el estreno de "La deuda"

Noticias

Publicado: 19/09/2019

En "La deuda", el experimentado realizador Gustavo Fontán propone el viaje hacia el infierno de Mónica (Belen Blanco) una mujer que se ve envuelta en situaciones complicadas a partir de una deuda de dinero y sus maniobras para conseguir saldarla. Opresiva, asfixiante, reflexiva, la propuesta -producida por Lita Stantic y El Deseo, de Pedro y Agustín Almodóvar- llega con su hermética reflexión sobre las personas y sus decisiones, pero también sobre cómo a cada acción la reacción no se hace esperar. Nuestros compañeros de EscribiendoCine dialogaron con Fontán sobre este estreno, ya en salas.
- Mónica (Blanco) es un personaje que no viene a ocupar lugares exactos en los que antes los personajes masculinos encabezaban las propuestas cinematográficas ¿cómo fue el desarrollo del guion evitando este lugar cliché y común?
La cuestión de género ocupa hoy un lugar revolucionario y la película no obedeció a ninguna especulación en torno a esto ni a ninguna especulación sobré el tema. Trabajé con el guion durante siete años y surge desde una pequeña anécdota de la que me entero, una mujer que debe y roba plata y su compañero la protege, pensado esto sólo como punto de partida. Es una mujer que es parte de un sistema, con una terrible ferocidad, los vínculos marcados por el dinero generan como un mundo sin ternura. Un poco esta era la idea, ese personaje lo pensaba como alguien que hace sus actos para romper con los equilibrios, sin consciencia, esperando que emerja algo distinto. Así lo pensaba desde la mujer, con sus instintos, su fuerza. Mónica actúa, hace cosas desde su instinto, y desde ahí conecto con el momento que se vive en torno a la mujer, desde algo que ella hace inconsciente y actúa.
- La protagonista nunca hace las cosas que uno supone que debería hacer para "saldar" esa deuda ¿fue difícil pensar cada uno de esos giros?
El trabajo con Belén fue fantástico, ella aportó también para que Mónica operara como desde una fuerza misteriosa, un poder, algo que pugna en ella, un lugar desde donde desarrolla sus actos, obedeciendo a una fuerza, desconocida, interior, que hace que cada acción de ella sean como pequeñas rupturas, logrando que no sea una caricatura. Belén brinda esa gran cuota misteriosa en la acción que uno no puede descifrar nunca.
- ¿Ella fue la primera elección? ¿Escribe los guiones pensando en actores?
En un primer momento no había actores, con Lita Stantic pensamos mucho, mucho, el casting. Fue muy riguroso porque ahí estaba la apuesta y Lita aportó a Belén. Nos pasó luego así con todos, veíamos materiales de actores / actrices y sabíamos luego quién podría ser. Estoy muy feliz por el resultado, porque a veces es muy difícil lograrlo, Belén está en toda la película y el resto en participaciones, y a veces uno descuida eso, pero trabajamos mucho, hicimos ensayos con Belén y cada uno.
- Ha sido su primer rodaje urbano ¿Qué tal resultó la experiencia?
Para mí era un desafío, pero era el sur de la ciudad, algo conocido, y trabajamos pensando al espacio como un territorio, la misma idea que cuando trabajamos con el río, acá es la ciudad un territorio, un territorio hostil, sin lugar para la ternura, de ese mundo nos interesaba su abstracción, como una figura nocturna, que se hizo, gracias al mismo equipo que me viene acompañando, repensando ciertos criterios, los movimientos, la idea de río desde los autos, el tren, una idea sobre que ni hasta la luz del sol puede embellecerla. Originalmente se llamaba la película "El desierto", porque para nosotros era un viaje hacia el desierto.
- Sus proyectos son generalmente de largo aliento ¿cómo es soltar las películas?
Es una expectativa muy grande, pero cada película renueva la experiencia del rodaje, hay una esperanza puesta en el estreno, sabiendo además que uno estrena en un momento muy difícil del país. Siempre el público viene a decirte algo que vos no pensaste, una cuota de sensibilidad que extraviaste en el camino, con emoción resignificada.
- Tras la película están Lita Stantic y Pedro Almodóvar ¿cómo fue eso?
Con Lita nos conocemos hace muchos años, con ella escribimos un guion de lo que iba a ser su segundo largometraje, que nunca filmó. Es una larguísima relación que nunca nos llevó a producir algo juntos, un día después de mucho tiempo la encontré en la calle, de casualidad, y me preguntó si tenía algo, le mandé el guion, al poco tiempo ella era la productora, al poco tiempo generó la coproducción con El Deseo. Lita es una persona que piensa las películas con un criterio muy riguroso, sabe mucho de cine, enriquece todo, está en los detalles, dedica el tiempo que necesita a la película.
- ¿Nuevos proyectos?
Estoy con la adaptación de "Nadie nada nunca, de Juan José Saer, volvemos al río, pienso siempre los proyectos como trilogía, La Deuda es parte de eso, ya tengo un guion y pensé una tercera. Volviendo a Nadie… es un texto maravilloso con una lectura política del mundo que se ajusta mucho a la actualidad.
© ViendoMovies-NOTICINE.com